El proyecto LEILAC2

Un proyecto de seguimiento que comenzó en 2020, recibiendo un financiamiento de 16 millones de euros del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea y recibió el apoyo de contribuciones de la industria.

LEILAC2 construirá la planta de demostración que intentará separar el 20% de las emisiones del proceso de una planta regular, alrededor de 100 kilotoneladas por año de CO2. Esto también tiene como objetivo demostrar la eficiencia general de la tecnología, ya que el reactor se integrará en la línea del horno como un segundo precalentador. En esta configuración, el material calcinado se alimenta directamente al horno rotatorio, de esa manera se podrá demostrar el impacto en la calidad del clínker y la eficiencia energética. La planta de demostración también mostrará la aplicabilidad de fuentes de calor menos intensivas en carbono para el calor de calcinación requerido, por ejemplo, el uso de electricidad y combustibles alternos (ricos en biomasa). En última instancia, el proyecto buscará validar el Capex y Opex anticipados para la aplicación a gran escala, un diseño modular para la ampliación, detalles de operabilidad y mantenimiento, y consideraciones de integración y diseño de la planta.

HeidelbergCement, una vez más ha mostrado voluntad y apoyo significativo a desarrollos de novedosa tecnología de captura de carbono y ha accedido amablemente a integrar la demostración en una de sus plantas operativas en Alemania.

La ingeniería, respaldada por HeidebergCement, IKN, CIMPOR, Certh, Polimi, CEMEX y Calix, ha comenzado con esta ambiciosa construcción. Con el objetivo de lograr una solución comercialmente viable lo más rápido posible y abordar los principales riesgos integralmente, esta planta tiene como objetivo estar operativa para 2023.

Con el apoyo de ingeniería “Laborelec”, LEILAC2 también supervisará la electrificación de la planta piloto LEILAC 1. Esto probará la capacidad de acelerar o desacelerar los tiempos  del proceso usando electricidad (cambiando rápidamente de combustible a electricidad).Esto podría permitir que la red utilice de forma intermitente la planta de cemento para equilibrar los picos de energía y estabilizar la red, una demanda clave para la transición energética más amplia al permitir una generación más renovable sin la necesidad de generación intermitente adicional a partir de centrales eléctricas de combustibles fósiles o bien pérdidas y gastos de baterías o almacenamiento de energía a gran escala.

 

Además de los principales objetivos tecnológicos que se demostrarán, el alcance del proyecto incluye un análisis detallado del destino potencial del CO2 capturado, ya sea para procesos, así como para almacenamiento geológico seguro. Si bien no hay planes para almacenar o usar realmente el CO2 de la planta de demostración, este análisis permitirá una mejor comprensión de la situación general y local y de las opciones de uso o almacenamiento potenciales.