La planta piloto LEILAC1

Calix comenzó sus operaciones en 2013 con un reactor comercial a escala, separando exitosamente el CO2 a partir de minerales de magnesio. Sin embargo, la temperatura necesaria para liberar el CO2 de la piedra caliza es significativamente más alta por lo que, implementar esta tecnología en la industria de la cal o del cemento requiere de pruebas exhaustivas y una detallada ingeniería.

Para demostrar que esta tecnología se puede aplicar a las industrias del cemento o de la cal, el proyecto LEILAC1 implicó la construcción de una planta piloto en la planta de cemento de HeidelbergCement en Lixhe, Bélgica. Esto ha permitido la hazaña de construir un proyecto piloto único en su tipo en tiempo y dentro del presupuesto estimado en 2019.  Tras una concesión de financiación de la Unión Europea como parte de Horizonte 2020, un programa de investigación e innovación de la Unión Europea, el proyecto comenzó en 2016. Fue necesaria una amplia investigación, desarrollo e ingeniería para diseñar y construir el primer piloto de su tipo, que incluyó las aportaciones, flexibles y profesionales de todos los socios del proyecto, particularmente ECN que es parte de TNO, Imperial College, PSE, HeidelbergCement, Lhoist, CEMEX, Tarmac y Calix - que juegan un papel fundamental en el diseño y desarrollo técnico: desde un extenso modelado de Dinámica de fluidos computacional (CFD) hasta la experiencia y dirección de ingeniería.

En octubre de 2016, el proyecto aprobó su análisis pre-FEED (Front End Engineering and Design). Finalmente se tomó la decisión de invertir a mediados de 2017. A pesar de ser el primer piloto único en su tipo, la dedicación de los socios y contratistas involucrados permitió en 2019 su construcción en tiempo y dentro del presupuesto.

Con el inicio de las operaciones, las pruebas iniciales del piloto LEILAC son extremadamente prometedoras y la tecnología está funcionando como se esperaba. Las pruebas piloto han utilizado una corriente de deslizamiento de la harina cruda de la planta principal o harina cruda y piedra caliza transportada en camiones de una variedad de fuentes para diferentes campañas de prueba, llevando el reactor al límite tanto como sea posible con pruebas de operación cortas y largas, calentando el acero por encima de 1000 ° C. Si bien aún no se ha llevado a su máxima capacidad, el piloto puede separar CO2 a una tasa alrededor de 18000 toneladas por año, equivalente a la emisión anual aproximadamente de 8000 automóviles.

 

Para acelerar un mayor desarrollo, LEILAC lanzará un plan de desarrollo técnico-económico. También ha llevado a cabo actividades integrales de intercambio de conocimientos, incluido un centro de visitas en la planta piloto. Para lograr los objetivos de reducción de emisiones requeridas para 2050, CCS (Carbon Capture and Storage) y CCU (Carbon Captures and Utilization) deberán aplicarse a la gran mayoría de los hornos de cemento y cal, dependiendo de los logros de las otras iniciativas de reducción de CO2 mencionadas anteriormente. LEILAC se encuentra en una posición única para demostrar una tecnología sólida para ayudar a Europa a lograr estos objetivos de manera oportuna, eficaz y eficiente.

  • White LinkedIn Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

This project has received € 12m of funding from Horizon 2020 program for research and innovation of the European Union under the grant agreement No 654465.