El núcleo de esta tecnología – La separación directa

Apoyado por la Unión Europea, los proyectos LEILAC (Low Emissions Intensity Lime and Cement), están desarrollando tecnología de punta que busca habilitar a las industrias del cemento y de la cal en la captura de las inevitables emisiones de CO2 derivadas del procesamiento de su materia prima: la caliza. El proceso Calix hace una reingeniería a los flujos de los procesos de un calcinador tradicional, calentando de manera indirecta la caliza a través de un reactor especial de acero. Este sistema único habilita la captura de CO2 puro al tiempo que es liberado por la caliza una vez calentada, y al mismo tiempo que los gases de escape son separados. La calcinación de la harina cruda mediante calor indirecto (LEILAC) o mediante el contacto con el calor (del calcinador convencional) puede realizarse en principio con la misma energía específica. El proceso no implica ningún proceso o producto químico adicional, sino simplemente implica un nuevo diseño de “calcinador” (horno).

Para el resto de las emisiones asociadas al calentamiento del reactor, la tecnología solo consiste en calentar un módulo de tubos / reactores, y tiene como objetivo permitir el uso de cualquier tipo de combustible o fuente de calor. Esto hace que lograr un horno de cemento de bajas emisiones sea relativamente fácil, utilizando combustibles ricos en biomasa, electricidad, hidrógeno, etc. Si se utilizan combustibles alternos, biomasa o combustibles convencionales, técnicas convencionales de captura de carbono, que ya han sido desarrolladas y optimizadas por el sector energético, pueden aplicarse para capturar las emisiones de combustión, en caso de no encontrar otra alternativa para el quemador principal del horno.

La tecnología LEILAC está basada en el proceso de separación directa Calix, el cual busca habilitar una captura eficiente de las inevitables emisiones de proceso Y tuvo su origen de su aplicación original en la industria de la magnesita. Implementar y escalar la tecnología a la industria del cemento trae consigo numerosos riesgos. Para aplicar rápida y efectivamente esta tecnología, la colaboración australiano-europea de proyectos LEILAC incluye un consorcio de las más grandes compañías de cemento y cal, así como de instituciones líderes ambientales y de investigación. Los proyectos están apoyados por un Consejo Directivo Externo formado por CEMBUREAU (Asociación europea de productores de cemento), ECRA (Academia europea de investigación del cemento), GCCA (Asociación global de productores de cemento y concreto) y EULA (Asociación europea de productores de cal).

Direkte Abscheidung

  • White LinkedIn Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

This project has received € 12m of funding from Horizon 2020 program for research and innovation of the European Union under the grant agreement No 654465.